1/5

estelas 2008/9
mármol dolomita . dos piezas . talla directa . con inscripción de letras talladas
​cada una 400 x 50 x 55cm.

Cada templo tenía su estela. Mediante la sombra que echaba, se medía el momento del Sol. Sigue siendo así. Ninguna de las funciones ancestrales se ha perdido, como el ojo de la estela de madera, la estela de piedra conserva el uso del poste sacrificatorio y sigue midiendo un momento; pero ya no un momento del sol del día proyectando su dedo de sombra.  La luz que lo marca no cae del Cruel Satélite y no gira con él. Es un día de conocimiento en el fondo de uno mismo: el astro es íntimo y el instante, perpetuo. 
           
Víctor Segalen

Una política de la piedra 
Muestra . Estela blanca
Palais de Glace / 3 de abril al 4 de mayo de 2008
Realización Paulino Estela