1/7

cráneo 2001/11
mármol dolomita . talla directa
con inscripción de letras talladas
165 x 90 x 110cm.

La alegoria como soporte de lo indecible es el camino para que todo esfuerzo de obra este puesto en desbordar el sentido literal
y conducirlo hacia la zona de lo inefable.  


El estilo de la estela debe ser aquello que no se puede decir,un lenguaje que no tiene ecos en los demás lenguajes ni podría servir para los intercambios cotidianos: el Wên.  Juego simbólico en el que cada uno de los elementos, capazde serlo todo, sólo toma su función en el lugar presente queocupa; su valor es que está aquí, no allá.  Encadenados por leyes claras como el pensamiento antiguo y simples comolos números musicales, los caracteres penden los unos de los otros, se agarran y se desgranan en una red irreversible, refractaria incluso a quien la tejió.  En cuanto se incrustan en la piedra –a la que penetran de inteligencia–, ahí están,despojando las formas de la cambiante inteligencia humana, transformados en pensamientos de piedra de la que toman el grano. De ahí esa composición dura, esa densidad, eseequilibrio interno y esos ángulos, calidades necesarias como las especies geométricas para el cristal.  Son un desafío para quienes les hagan decir lo que guardan.  No reclaman ni la voz ni la música.  No expresan, significan, están.

Víctor Segalen